Historia

 

La presencia de los Padres Agustinos en las Islas Baleares se remonta al siglo XIII, después de la conquista de Mallorca por Jaime I de Aragón en 1229.

La primera fundación agustiniana tuvo lugar en la Isla de Formentera el año 1258. En el año 1480 se establecieron en Palma y en Ciudadela (Menorca). En el año 1544 se fundó un convento en el solar actual de Palma, en el 1592 otro en el santuario de Monte Toro (Menorca) y en el 1603 otro en Felanitx (Mallorca).

Desde el siglo XV la Comunidad de Padres Agustinos ejercía su misión pastoral primeramente en la iglesia gótica, construida bajo la dirección de Guillermo Sagrera, que en un principio estuvo dedicada a Nuestra Señora de Gracia pasando, un siglo después, a estar bajo la advocación de Ntra Sra. de los Desamparados.

Posteriormente los Padres Agustinos desempeñaron su servicio pastoral en la iglesia grande contigua, dedicada a Nuestra Señora del Socorro.

Esta iglesia data del siglo XVII y responde al barroco mallorquín, construida en piedra “marés”.

Por la belleza de su alzado y las buenas proporciones de su interior cabe considerar este templo como uno de los más representativos de la arquitectura barroca den Palma. En el interior del templo nos encontramos con una sola nave de planta rectangular de 40 metros de larga por 13,50 de larga, sin contar la profundidad de las capillas laterales, que son cuatro metros más por cada lado.

Sobre las bóvedas y los arcos de medio punto de las distintas capillas hay unas tribunas con balaustradas que adornan los corredores superiores. En la cúspide del arco de cada capilla se puede contemplar una serie de escudos nobiliarios, correspondientes a las familias bienhechoras de la construcción.

El retablo mayor de la iglesia es de los llamados anichados que data del siglo XVIII. Consta de dos hornacinas, que albergan a Ntra. Sra. del Socorro y a San Agustín. Se atribuye a Juan de Aragón, pero el alma de esta obra, como superintendente, fue el hermano agustino Fray Miguel Castell.

Varios artistas tienen en esta iglesia su parte como los hermanos Oms Batle, Juan Antonio y Gaspar.

 

La historia del Colegio San Agustín de Palma de Mallorca se inició en 1890 con la llegada de la Orden Agustiniana, después de la exclaustración. Comenzó a funcionar en noviembre de 1892, en unas casas aledañas a la iglesia del Socorro. En 1894 se colocó la primera piedra del nuevo y actual edificio, según planos del agustino Fr. Santiago Cuñado, estando disponible para ocuparlo, aun si estar terminado el edificio en el curso 1895-1896.

 

Durante estos años de final del siglo XIX y comienzos del siglo XX fue un colegio señero en la ciudad de Palma de Mallorca, con el reconocimiento pleno de su calidad educativa por parte de la sociedad mallorquina. Circunstancias adversas de tensiones socio-políticas y religiosas obligaron al cierre del colegio de 1920 a 1927, retomándose con toda ilusión la tarea educativa.

 

Una nueva coyuntura histórica –la de la segunda república y la guerra civil española- hizo que el centro sufriera un nuevo paréntesis en su historia.

 

A partir del año 1963 se abre una nueva etapa hasta nuestros días, donde el colegio ha vivido momentos de profundas reformas y adaptaciones, según las normativas de las leyes de educación. A partir del año 1975 comenzó a funcionar como centro mixto.

 

Entre los años 1988 y 1990 se realizaron obras de ampliación, al poder disponer del piso alto de la fachada principal por la calle Mateu Enric Lladó, hasta entonces destinado a vivienda de la comunidad religiosa. Esto permitió una ampliación de aulas y un aumento de la escolaridad.

 

A lo largo de su historia ha impartido cursos en los niveles propios de los centros de enseñanza de infantil, primaria, secundaria y bachillerato.  Hoy es un centro concertado con seis unidades en Educación Infantil, trece en Educación Primaria y ocho en Educación Secundaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *